Todos sabemos que nuestro sitio web necesita de un espacio de almacenamiento web para poder ser encontrado a través de la red por los usuarios, pero ¿que tipo de hosting es el que realmente necesitamos?

Las modalidades de hosting que existen son muy diversas, cada una de las cuales están pensadas para satisfacer las necesidades de los diferentes sitios web; siendo una de las más populares el hosting compartido. 

Este tipo de almacenamiento es el más usado por los emprendedores que se dedican al manejo de sitios web, no es para menos pues los beneficios que ofrece son numerosos. 

¿En qué consiste un hosting compartido? 

La característica principal de un hosting compartido es que precisamente los recursos del servidor no son exclusivamente para un solo usuario sino que son utilizados por varios usuarios a la vez. 

Capacidad de almacenamiento, tiempo de carga y procesamiento son elementos que se comparten entre varios sitios al usar este tipo de hosting; es decir que para esos proyectos pequeños cuyo desarrollo no necesita de recursos complejos esta es una de las mejores alternativas.

Todo sobre el hosting compartido

La independencia de las páginas web que se alojan en los hosting de tipo compartido está garantizada, pues pese a ser usado por varios sitios a la vez, cada uno de los dominios y sus datos son alojados en una porción dedicada y exclusiva para ellos. 

Ventajas del hosting compartido

  • Una de las ventajas más significativas sobre este tipo de almacenamiento se trata de costo; ya que por lo general suelen ser bastante económicos en comparación con otros hosting de valores exorbitantes. 
  • En el caso de producirse una falla, el proveedor se encarga de realizar todas las medidas pertinentes para corregirla. 
  • Podemos ahorrar tiempo en cuanto a labores de mantenimiento y actualización de herramientos pues son actividades llevadas a cabo por la empresa prestadora del servicio.
  • El espacio que hemos alquilado para nuestro sitio cuenta con herramientas que permiten configurarlos como nos resulte más conveniente. 

Desventajas de los hosting compartidos

  • Ante el uso de un hosting compartido nos encontramos con la desventaja de que los niveles de rendimiento del servidor son bajos.
  • Cuando alguna de las páginas almacenadas en el hosting presentan una cantidad muy elevada de tráfico, esta situación suele afectar el rendimiento y tiempo de carga de los otros sitios. 
  • Las actualizaciones, ajustes o reparaciones hechas por el proveedor a veces pueden perjudicar el funcionamiento de alguno de los sitios almacenados en el servidor.